Fraternitas Sancti Joseph Custodis

Fraternidad de San José Custodio | Fraternity of St Joseph the Guardian | Fraternité de St Joseph Gardien

 
Inicio
Castellano
Historia
Espiritualidad
Casa de Formacion
Hermanas
Parroquias
Misiones
Donaciones
Contacto
English
  Fraternidad de San José Custodio

 

La Fraternidad de San José Custodio es una asociación pública de fieles de derecho diocesano en vistas a ser un instituto de vida consagrada. Sus miembros, divididos en dos ramas-masculina y femenina-,  tienden a la perfección de la caridad a través de los lazos de la vida comunitaria, la profesión de los votos de castidad, pobreza y obediencia, y el seguimiento de unos mismos fines espirituales y apostólicos.

La Fraternidad tiene como fin tomar parte en el encargo que San José recibió de lo alto: custodiar y servir a nuestro Señor Jesucristo, velando por la inserción “ordenada” del Hijo de Dios en el mundo, restableciendo el primado de Dios en la mente y los corazones de los hombres.

La contemplación de las cosas divinas y la unión asidua con Dios en la oración es el primer y principal deber de los miembros de la Fraternidad. Por esto, los actos centrales de cada día son la participación en la Santa Misa y el canto del Oficio Divino, la adoración al Santísimo Sacramento y la meditación, el rezo del santo Rosario, el estudio y la lectio divina.

 
Además, queremos dar al anuncio y expansión del Reino de Cristo mediante una intensa  vida misionera, privilegiando la fundación de casas en zonas rurales apartadas y sin atención sacerdotal.
  
Breve Historia

 

La Fraternidad tiene sus orígenes en Chile y nace como resultado de un trabajo llevado a cabo por el Padre Federico Alcamán Riffo que al poco tiempo comienza a dar frutos con laicos de espíritu apostólico y con sólida formación. La predicación de Misiones Populares en la parroquia del Padre Federico y en el sur de Chile se va consolidando como el ámbito apostólico propio de la agrupación.


Muchos de estos jóvenes se consagran con votos temporales de castidad para dedicarse plenamente a la piedad, al estudio de la doctrina y al apostolado, a la vez que descubren en este voto una manera de disponerse a la Voluntad Divina, como también para prepararse de mejor manera a un santo matrimonio cristiano.


De este modo, va acrecentándose así la figura de San José como santo patrono adecuado para el estilo de vida asumido por los jóvenes. Al paso del tiempo, florecen vocaciones de consagración total. Con la naturalidad con que hace las cosas el Buen Padre Dios, en 1999 surge una comunidad de jóvenes mujeres que asumen votos privados de pobreza, castidad y obediencia, proyectándose hacia una vida religiosa, y en el 2002, la de varones con el mismo estilo y propósito.


En 2004 se trasladan los hermanos varones a Roma para formarse en el Seminario del Instituto del Verbo Encarnado, cuyos superiores con gran espíritu sobrenatural y fraterno han secundado nuestra obra. Fue entonces cuando la Providencia, a través del Instituto del Verbo Encarnado nos permitió conocer la Arquidiocesis de Washington donde fuimos invitados a trabajar en la pastoral con el vasto mundo hispano y a seguir nuestra formacion con el IVE. Gracias al contacto con los inmigrantes latinos se nos abrieron las puertas a Centroamerica, en donde hemos tenido la gracia de predicar Misiones Populares desde el 2006 hasta el presente. La labor apostólica en América Central se proyecta poco a poco en una permanencia estable.

En enero del 2010 algunos hermanos de la Fraternidad fundan una nueva misión en la diócesis de Fréjus-Toulon, Francia, invitados por su obispo, Monseñor Dominique Rey, quien el 19 de marzo de ese mismo año, erige a nuestra comunidad como una Asociación Pública de Fieles en vistas a llegar a ser un Instituto de Vida Consagrada.